Nuestra Historia

Joyeria Mancisidor 150 Aniversario.

Un 29 de agosto del siglo diecinueve contrajeron matrimonio José Mancisidor Martija, natural de Mutriku, y Juana Urigüen Olalde, de Durango. La pareja dio fruto entonces a un proyecto familiar, al mismo tiempo que profesional: la puesta en marcha de la relojería Mancisidor en Andra Mari kalea, casco viejo de la villa medieval. El camino iniciado por José y Juana se ha prolongado por más de 150 años, a lo largo de los cuales la familia, entre otras cosas, ha destacado por su relación con la relojería en la villa.

Durante décadas han sido los encargados de la reparación y mantenimiento de los relojes municipales, según consta en documentos de archivo, de una primera etapa en la que primó la venta y reparación de relojes, progresivamente el negocio ha pasado a una nueva etapa marcada por la joyería.

CONTACTA